El toro de Osborne en Cabanillas

La primera valla publicitaria se colocó en 1957 en Cabanillas de la Sierra (Madrid), medía 4 metros de altura y estaba fabricada en madera. Debido a su desgaste por la climatología, en 1961 se fabricó el primer toro en chapa metálica, con 7 metros de altura.